La Loteria Historia


loteria

¿Alguna vez han jugado a la famosa lotería? Esa que incluye muchos íconos de la cultura popular mexicana y que tiene mucho que ver con el azar. Pues ese juego ha formad parte de la identidad de la nación desde hace muchos años y se juega con semillas de frijol sobre tablas con ilustraciones, se pone un frijol sobre una imagen si esta sale del mazo de 54 cartas.

Este juego tiene sus orígenes en Italia, desde la Edad Media. De ahí viajó a España y luego llegó a México en 1769 y estuvo destinado a la aristocracia mexicana del colonialismo, aunque luego las demás clases sociales comenzaron a adoptarlo hasta volverse nacionalmente famoso. Las loterías antiguas estaban pintadas a mano por especialista en la materia y se usaba un patrón de estilo parecido al que se usaba en los exvotos, fue en el siglo XX cuando comenzó a variar en material y también en estilo según cada artesano aunque siempre con una constante: personajes cotidianos, elementos naturales y seres míticos de nuestra idiosincrasia iban plasmados en ella.

Créanlo o no, la lotería más popular fue una que en 1887 fue traída a México por Clemente Jacques, ese de la comida enlatada. Clemente Jacques experimentó con muchos negocios de todo tipo: confeti, corchos para botella, municiones, tarjetas de invitación, juegos de mesa y claro, los alimentos enlatados. Pero a la lotería le fue muy bien y fue así como se amplió “Pasatiempos Gallo”, quienes cuentan con el registro de las imágenes originales.

Una de las mejores cosas de la lotería es el llamado Gritón, quien tiene la labor de cantar las cartas y además, improvisar versos que se relacionen con la ilustración de la carta que salga. Es costumbre que los versos en cuestión tengan un toquecito de picardía. El que llena su tarjeta primero tiene la obligación moral de gritar “¡Lotería!” para dar por terminado el juego, si no lo hace, no cuenta.

A continuación te presentamos una lista de las cartas tradicionales de la lotería y también sus posibles versos para cantarlas, aunque como ya dijimos, actualmente cada creativo hace su propia lotería y su propio imaginario, cambiando la temática y también los estilos como desea.

Fuente: http://querido.mx